12 de febrero de 2009

LOS CARROS DE LA COMPRA

La movilidad juega un papel muy importante en estos tiempos tan agitados. Especialmente para las personas que dependemos de una ayuda, como una silla de ruedas. A veces entrar a un comercio a comprar se convierte en una autentica odisea si los grandes almacenes no disponen de una serie de elementos fundamentales que nos faciliten realizar las tareas básicas como es hacer la compra. Habitualmente los carros de los que disponen, para los que nos desplazamos en sillas de ruedas nos son totalmente inútiles, puesto que no reunen las características adecuadas, desgraciadamente yo lo he vivido en mis propios carnes. Siempre he pretendido hacer una vida totalmente independiente pero cuando entro a un comercio y me encuentro con este tipo de carro, que queréis amigos se me cae el alma, pues como podéis comprobar hacer la compra empujando a una silla de ruedas y a la vez al carro es totalmente imposible, habría que tener cuatro manos, ello me indigna y me cabrea, por lo que siempre hago las oportunas sugerencias al comercio para que intenten pensar un poco que no todos estamos físicamente bien, pero que a la vez pretendemos llevar una vida lo mas independiente posible.

Todos los comercios deberían tener por lo menos un par de carros del tipo que a continucación señalo, estos carros si reunen las características adecuadas, puesto que llevan unos anclajes especiales que se sujeta en la parte inferior de la silla, por lo tanto mientras que una empuja a la silla el carro se va deslizando y hacer la compra resulta de lo más fácil del mundo.

Os voy contar algo que me paso el otro día cuando entre a hacer mi compra a "Carrefour" un establecimiento que sin duda todos conocéis, cuando llegue solicite este tipo de carro. Muy amablemente uno de los empleamos me trajo un carro que en teoría era especial para minusválidos, pero no tenia este tipo de anclajes sino unas correas que se sujetaban a la parte inferior de la silla, os aseguro que salí viva del comercio de puro milagro y casi atropello a todas las personas que se cruzaban por mi camino, al final pille tal cabreo que opte por dejar el carro en medio de unos de lo pasillos y hacer las oportunas reclamaciones al personal del centro, haciéndole saber que ese tipo de carro no servía absolutamente para nada y que lógicamente volver a su establecimiento me seria imposible dado que para mi no reunía las condiciones adecuadas, les indique que tipo de carro era el mas adecuado y tomaron nota, yo sinceramente espero que le den una solución al problema, porque amigos como ya he dicho antes hay muy pocos establecimientos que disponga del tipo de carro que sea el mas adecuado y fácil de llevar, aquí donde yo vivo aunque os parezca extraño solo existe un comercio "El Mercadona" por lo tanto me siento obligada por narices a comprar en dicho establecimiento.

A veces me pregunto que como es posible que el siglo en que vivimos todavía en nuestra querida España podamos estar tan atrasados en ciertas cosas, parece como si las personas con cualquier tipo de discapacidad no tuviéramos derecho a hacer la vida que queramos, sin depender de nada ni de nadie, porque habrá algo más bonito que la propia independencia, el saber que eres capaz de valerte por si mismo, que aunque tengas ciertas limitaciones quieres y desear vivir, el día a día se hace muy difícil, pero si encima te encuentras con tantos obstáculos aun es más difícil.
Que querido hacer una especie de protesta desde este mi espacio, solo os pediré un favor a todos aquellos que pudieran leer este escrito, cuando vayáis a los grandes almacenes sea el que sea preguntar siempre si disponen de un carro especial para minusválidos y sino lo tuvieran, efectuar la oportuna reclamación, quizás vosotros no lo necesitéis, pero pensar que otras personas si lo necesitan, y con vuestra reclamación nos estáis haciendo un enorme favor, hoy soy yo la que estoy en una silla de ruedas pero la vida da muchas vueltas y quizás mañana podrías ser tú.

3 comentarios:

Caperucita dijo...

Tienes toda la razón. Ya va siendo hora de que se tomen las medidas adecuadas para que todas las personas discapacitadas puedan llevar una vida más digna y cómoda.

Cuando vaya a algún centro comercial, preguntaré por esos carros. Haber si entre todos conseguimos que cambien algunas cosas.

Me gusta el blog que has creado.

En cuanto tengamos un rato, hacemos los cambios que quieras.

Te mando un beso enorme.

Caperucita dijo...

Hola preciosa, tienes un obsequio en mi blog, espero que te guste y que poco a poco vayas sumando muchos.
Besos con mi corazón.

Dona_57 dijo...

Pues si Caperucita asi estan las cosas en los grandes almacenes cuando tengo que ir a hacer la compra, gracias por tu apoyo y solidaridad.

Gracias tambien por el lindo premio que me has ofrecido...

Besos cariño...