28 de enero de 2011

LA SEÑORA GONZALEZ

La Sra. González estaba caminando por la calle cuando se cruzó con el padre Rodríguez.
El padre le dijo: 'Muy buenos días! ¿No es usted la Sra. González a quien casé hace dos años'?
Ella contesto 'Efectivamente padre soy yo'.
Y no han tenido niños aun?
No padre, aun no.
El padre dijo: 'Bueno, yo estoy yendo para Roma la semana entrante así que prenderé una vela para usted y su esposo'
Oh!, padre, muchas gracias. Y ambos siguieron su camino.

Muchos años más tarde se encontraron nuevamente.
El sacerdote preguntó: Bueno Sra. González ¿cómo se encuentra usted ahora?
Muy bien padre.
Por favor dígame, ¿han tenido niños ya?'
Oh!, sí padre, 3 pares de mellizos y 4 criaturas más. En total 10
¡Bendito sea el señor! ¡Que maravilla!

¿Y dónde está su amante esposo?
Ella contestó: Camino a Roma a ver si puede apagar la puta vela.


Feliz dia amig@ y visitante

21 de enero de 2011

DIFERENCIA ENTRE LOS AÑOS DE MATRIMONIO

Normalmente en este blog suelo poner  chistes, pero en esta ocasión me he saltado las reglas subiendo  este video que  merece la pena verlo, os lo aseguro, despues sacar vosotros mismos las conclusiones, es un fiel reflejo de la realidad habida entre las parejas de matrimonios....jajajaj


video

Feliz dia amig@ y visitante

19 de enero de 2011

***EL TAXISTA***

Una noche, un señor elegantemente vestido, detiene un taxi y pide al chofer lo lleve a su residencia. En la mitad del camino ve a una señora muy bien arreglada entrando a un Night Club de putas.

La mujer le pareció familiar, por lo que pide al taxista que diera la vuelta y se parase en el aparcamiento del local.

Una vez allí, sacó un fajo de billetes y le dijo al taxista:

¡Aquí tienes mil dólares! Te los ganas si sacas a la mujer vestida de rojo que acaba de entrar a ese sitio, pero eso sí: ¡¡A patada limpia!!.... ¡¡Sin contemplación!. Esa desgraciada es mi esposa.

El taxista, que jamás había visto tanto dinero junto, acepta y se mete al Night Club. A los diez minutos el taxista sale con una mujer arrastrándola por los cabellos, toda golpeada y diciéndole cuanto improperio puedan imaginarse. El señor echa una ojeada y se da cuenta que la señora está vestida de verde, y sale corriendo a detener al taxista por el error cometido.

- ¡¡Pare señor, pare!! ¡Esa no es!..... ¡Esa no es!

El taxista jadeando le responde:

- Tranquilo amigo, que esta es la mía. ¡Ahora voy por la suya!




Feliz dia amig@ y visitante